Diferencias entre la grasa y el músculo: ¡No solo vale con perder peso!

24.10 curves 1080x1080
Por Curves

salud

Hay muchas dudas e ideas falsas en torno a la masa muscular y la grasa. Se tiende a pensar, por ejemplo, que haciendo ejercicio la grasa puede llegar a convertirse en músculo o que el músculo pesa más que la grasa. En Curves vamos a explicar las diferencias entre grasa y músculo para que no cometas algunos errores que son comunes al hacer ejercicio.

1. Mismo peso, distinto volumen

Obviamente, un kilo es un kilo, por lo tanto, un kilo de grasa pesa lo mismo que un kilo de músculo. ¿Cuál es la diferencia? Que no ocupan el mismo volumen. La masa muscular ocupa menos. De hecho, el kilo de grasa llega a ocupar casi el doble que el del músculo. Esto explica por qué dos personas de altura similar y mismo peso pueden verse muy diferentes.

2. Mantener un kilo de músculo requiere más calorías

Se trata de una diferencia esencial a la hora de practicar ejercicio y preservar la masa muscular mientras pierdes grasa. Un kilo de músculo necesita aproximadamente 120 calorías para mantenerse y un kilo de grasa requiere de una caloría. De esta forma, una persona con mayor masa muscular quema más calorías que una persona con el mismo peso, pero un porcentaje de grasa mayor.

3. La composición entre grasa y músculo también es diferente

La grasa es grasa y el músculo, músculo. Una afirmación obvia, pero que a veces se tiende a confundir porque las personas piensan que una se puede transformar en la otra. Es imposible convertir la grasa en músculo o viceversa. Su composición es distinta. La masa muscular está compuesta por fibras contráctiles, llamadas fibras musculares. Por su parte, la grasa está formada por el tejido adiposo.

"Además de hacer ejercicio de fuerza y conseguir buenos resultados me encuentro como en casa. He conseguido muchos objetivos: bajar de peso, perder grasa, estar más ágil… Si no vas sientes que te falta algo en el día y eso lo consiguen todo el equipo de monitoras que nos obligan a hacer un poquito más de esfuerzo cada día"

María del Carmen, Curves Valencia

El entrenamiento de fuerza de Curves, clave para tonificar tu cuerpo

Como has visto, grasa y músculo no son lo mismo y, por lo tanto, hay que trabajar los dos por separado. No solo basta con perder peso. De nada sirve que la báscula comience a bajar si no haces un entrenamiento que te permita fortalecer y ganar masa muscular. ¿Por qué? El músculo es el tejido activo que consume calorías, mientras que la grasa almacenada utiliza muy poca energía. El entrenamiento de fuerza puede proporcionar hasta un aumento del 15% en la tasa metabólica que ayuda a una pérdida de peso más constante, algo esencial para el control de peso a largo plazo.

La pérdida de masa muscular puede conducir al aumento de peso y tiene un impacto en el nivel de condición física. El entrenamiento de fuerza de Curves ayuda a proteger o ganar masa muscular sea cual sea tu edad. Para que un entrenamiento de fuerza funcione hay que trabajar con una resistencia mayor a la que el músculo está acostumbrado habitualmente. La resistencia progresiva estimula a los músculos a mantenerse fuertes y firmes.

"Entrenar en Curves ha supuesto un cambio en mi estilo de vida. Al ganar músculo y tonificarlo ya no tengo contracturas. Además, el entrenamiento se combina con cardio y con retos y no te aburres. Las monitoras son una parte muy importante, te animan y te refuerzan positivamente, además de darte consejos y corregirte. ¡En tan solo media hora al día haces mucho!""

Ana Bueno, Curves Pamplona

Tu entrenadora Curves te desafiará a que te muevas lo más rápido posible dentro de tus posibilidades, para así alcanzar tus retos personales. Esto asegura que sobrecargas tus músculos de una manera positiva para obtener los increíbles beneficios del entrenamiento de fuerza.

Si quieres conocer más y unirte a nuestros gimnasios, pide ya tu cita gratis o acércate a tu club más cercano.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar