Saltar al contenido
Inicio » Noticias y artículos » 6 ventajas del entrenamiento de fuerza para mujeres

6 ventajas del entrenamiento de fuerza para mujeres

Quemar calorías es un aspecto importante de cualquier régimen de control de peso. Aunque lo que comes y el control de las calorías influyen significativamente en tu figura, el modo en que ejercitas es crucial a la hora de quemar esas calorías. Determinadas actividades cardiovasculares como andar, correr, montar en bicicleta y nadar, pueden quemar muchas calorías, sobre todo cuando las realizas a gran intensidad, pero el entrenamiento de fuerza te ofrece ventajas significativas a la hora de adelgazar. En Curves te proponemos unirte a nuestro programa de entrenamiento de fuerza donde podrás ejercitar tu cuerpo, tu nivel de destreza y habilidades físicas. Con nosotras podrás alcanzar tus metas y continuarás quemando calorías después de tu entrenamiento en nuestro gimnasio para mujeres.

El entrenamiento de fuerza aumenta la masa muscular

El tejido muscular quema calorías constantemente, aunque no te muevas. Lamentablemente, a medida que nos hacemos mayores, perdemos entre el 3 y el 8 % de masa muscular por década. Este proceso comienza alrededor de los 30 años, con lo que se reduce nuestra capacidad de quemar calorías. El entrenamiento de fuerza desarrolla la musculación, lo que acelera el metabolismo. Varios estudios demuestran que el entrenamiento de fuerza periódico durante dos o tres días no consecutivos por semana puede incrementar la masa muscular tanto si se tienen 25 como 105 años.

“Para mí el entrenamiento de fuerza significa que por solo media hora cada día gano montones de años de energía y actividad, esencial para disfrutar de la vida a tope”. Chitina Sánchez, socia de Curves Sagrada Familia

De hecho, un estudio a gran escala realizado con hombres y mujeres de entre 21 y 80 años durante 10 semanas con un programa de actividades que combinaba los ejercicios aeróbicos con el entrenamiento de fuerza observó un incremento del tejido muscular en aproximadamente 1,3 kg de media al finalizar el programa.

El entrenamiento de fuerza favorece el metabolismo

El entrenamiento de fuerza es una herramienta secreta que te ayuda a controlar tu peso. Además de las calorías que se queman durante una sesión de entrenamiento de resistencia y gracias a poseer un metabolismo más rápido, se suman aquellas quemadas después de la sesión: al realizar ejercicios de resistencia se produce un microtrauma en el tejido muscular, lo que significa que, durante las 72 horas posteriores al entrenamiento, el cuerpo trabaja para reparar el daño. Esto requiere energía, y para producirla se queman calorías. De acuerdo con los resultados de varios estudios, los expertos estiman que el entrenamiento de resistencia periódico podría favorecer el metabolismo basal de manera que se quemen unas 100 calorías adicionales al día.

El entrenamiento de fuerza quema grasas

Varios estudios acerca del entrenamiento de fuerza han demostrado que, al incrementar la masa muscular, se reduce el tejido graso. Por ejemplo, un estudio a gran escala examinó los cambios en la composición corporal de hombres y mujeres que participaron en un programa de 10 semanas de duración que combinaba ejercicios y entrenamiento de resistencia en días no consecutivos. Al final de las 10 semanas, se observó un incremento del tejido magro en aproximadamente 1,3 kg y una reducción de la grasa corporal en aproximadamente 1,7 kg.

No solo se reduce el tejido graso latente y se incrementa la masa corporal, que acelera el metabolismo, sino que además el tejido magro ocupa menos volumen que la grasa, por lo que tendrás una figura más esbelta aunque solo hayas perdido un poco de peso.

“El entrenamiento de fuerza ha sido lo mejor que he hecho nunca y la única manera de conseguir hacer ejercicio de manera regular”. Sonia Fortaña, socia de Curves Valencia Aragón

El entrenamiento de fuerza favorece la actividad física

Cuanto más fuerte seas y en mejor forma física estés, más probable es que incrementes tus actividades físicas, ya que te resultarán más sencillas, agradables y atractivas. Al adquirir más fuerza, quizás decidas participar en una carrera de 8 km o te marques como objetivo recorrer una de las rutas más difíciles de un parque natural cercano. Cuanto más activa estés, más fácil te resultará mantener el peso que desees. Se trata, nada menos, que de una reacción en cadena, cuyo resultado es una versión más esbelta, saludable y feliz de ti misma.

El entrenamiento de fuerza incrementa los niveles de energía y mejora tu estado de ánimo

Tu estado de ánimo depende de los niveles de endorfinas. El entrenamiento de fuerza te ayuda a incrementar estos niveles, por lo que después de una sesión no solo te sentirás más fuerte sino también más feliz.

El entrenamiento de fuerza proporciona muchas ventajas en materia de salud y ayuda a regular funciones corporales importantes, como el metabolismo basal de la glucosa, el índice metabólico y la presión sanguínea, lo que te ayuda a reducir el estrés y descansar mejor por las noches. Varios estudios han demostrado que el entrenamiento de fuerza puede mejorar el ánimo y ayudar a tratar la depresión. Además, te ayuda a dormir mejor. En general, tu perspectiva de la vida cambiará y serás una persona mucho más feliz.

El circuito Curves

El programa Curves aglutina los cinco componentes para lograr un entrenamiento completo: calentamiento, entrenamiento de fuerza, entrenamiento cardiovascular, enfriamiento y estiramiento en solo 30 minutos. Curves funciona con intervalos de 30 segundos porque es el tiempo óptimo para ejecutar un entrenamiento de fuerza. Este consiste en trabajar las tres zonas fundamentales del cuerpo:

Parte inferior

En estos ejercicios trabajarás glúteos, cuádriceps e isquiotibiales (los músculos para caminar, correr o levantarse de una silla). Con nuestras máquinas podrás hacer sentadillas para trabajar eficazmente toda esta zona.

Al mismo tiempo, también ejercitarás las piernas, para ello empleamos las máquinas de extensión, retracción y prensa de piernas.

“Mi experiencia es fantástica: el entrenamiento de fuerza hace que esté más ágil, no me cuesta esfuerzo caminar, tengo los brazos y las piernas fuertes y no tengo dolores posturales. Además, con el buen ambiente reinante en mi gym es un momento que ansío que llegue. Estoy muy contenta de haber conocido Curves y formar parte de su gran familia”. María José Cornejo, socia de Curves Santutxu

Núcleo

En esta parte nos centraremos en fortalecer tu núcleo central; el centro de movimiento del cuerpo, la parte esencial para mantener un movimiento fluido. Por ello, trabajaremos el abdomen, la espalda y oblicuos.

Parte superior del cuerpo

En esta fase se incluyen varias zonas. En primer lugar, nos ocuparemos de la prensa y encogimiento de hombros, para prevenir las malas posturas. En segundo lugar, toca el turno del pecho/espalda y la mariposa pectoral, con ejercicios aeróbicos y de fuerza que ayudan a reducir el peso y fortalecer el soporte muscular, aumentando la flexibilidad. Por último, nos centraremos en el Bicep/Tricep: con unos brazos fuertes serás más capaz de llevar una carga pesada mayor.

Recuperación

Nuestro entrenamiento de fuerza culmina con el stepper de recuperación. El stepper es una máquina destinada a realizar un seguimiento del ritmo cardíaco en una zona segura y apropiada puede aumentar los resultados al ejercicio.

Un entrenamiento de fuerza te ayudará a perder peso, fortalecer tu cuerpo, prevenir dolores. Además, si te unes a Curves a todo esto podrás sumar el aumento de la autoestima, la confianza y la seguridad en ti misma, gracias a nuestra comunidad de socias.

¿Tentada por la aventura Curves? ¡Pide ya tu cita gratis o contacta con tu club más cercano!

Contacta a un entrenador

Share via
curves fitness for women
Curves ha ayudado a millones de mujeres a mejorar su calidad de vida en su condición física y en la pérdida de peso