Receta de helado healthy

Foto receta edit curves
Por Curves

nutrición

¡Qué calor hace! Ya estamos en pleno verano y las altas temperaturas no nos van a abandonar al menos hasta dentro de un par de meses. Cuando salimos a la calle con este tiempo nos encontramos por todas partes a gente disfrutando de un buen helado. Pecar de vez en cuando está bien, pero, admitámoslo, si por nosotras fuera durante estos meses comeríamos helado a diario y solo no descuidar nuestra dieta nos lo impide ¿y si fuera posible comer helado y no salirse de una nutrición saludable?

Para huir de los excesos de azúcar y otras sustancias poco recomendables que se encuentran en la receta de todos los helados que se venden, nada mejor que ponerse manos a la obra y hacerlos nosotras mismas. Para eso hoy os traemos una receta muy sencilla para que podáis poneros manos a la obra y comer a diario el helado más rico y saludable, ideal para refrescarse después de una intensa sesión de ejercicio en Curves.

Te traemos una receta que puedes adaptar tanto para hacer polos como para granizados de melón ¡tú decides qué te apetece más!

Ingredientes

  • Melón
  • Jugo de limón
  • Hojas de menta fresca

Modo de preparación

  1. Tritura el melón y las hojas de menta todo junto con una licuadora. La cantidad de fruta se adaptará a la cantidad de polos o granizado que quieras hacer.
  2. Una vez licuada la mezcla, agrega encima zumo de limón, si puede ser recién exprimido.
  3. Si has optado por polos, vierte en la polera y congela hasta que quede sólido y ya puedes disfrutarlos.
  4. Si has optado por granizado, vierte la mezcla en un tupper e introdúcelo en el congelador. Durante las tres primeras horas, remuévela un par de minutos cada media hora para evitar el exceso de cristalización del hielo.

En el caso que te apetezcan polos, pero no tengas molde de polo de silicona, puedes optar por distintas soluciones caseras como un recipiente de yogur o un vaso de plástico. Eso sí, en este caso cúbrelo con papel de plata o transparente. Clava el palo cuando la mezcla se empiece a solidificar, pero asegúrate que antes de que esté demasiado dura, aunque para llegar a ese nivel tendrías que congelarlo durante mucho tiempo.

Con esta receta podrás disfrutar de helados a diario durante todo el verano sin hacerle un destrozo a tu dieta. Es tanto el postre como la merienda perfecta, y no hay mejor momento para tomarlo que al salir de una sesión de entrenamiento en Curves. Si aún no eres parte de nuestra familia, pide ya tu cita gratis o acércate a tu club Curves más cercano.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar