Articulaciones, Salud y Bienestar

Joint pain article 16.07 v2
Por Curves

noticias

A medida que envejecemos y nuestros cuerpos cambian, algunas mujeres pueden desarrollar dolor en las articulaciones. Esto es bastante común y algo manejable siempre y cuando se tomen las medidas correctas.

Pero primero vamos a entender que es lo que causa el dolor en las articulaciones en las mujeres.

Causas del dolor en las articulaciones en las mujeres

No existe una sola causa que contribuya al dolor y la incomodidad en las articulaciones. EL dolor en las articulaciones puede pasar a cualquier edad, usualmente como consecuencia de lesiones previas, el uso excesivo de las articulaciones o la falta de ejercicio. Sin embargo, puede haber otras razones más allá de esto, como la osteoartritis, la artritis reumatoide, la obesidad o incluso los cambios hormonales.

Osteoartritis

La osteoartritis es la forma más común de artritis y ocurre cuando el cartílago protector en los extremos de los huesos se desgasta con la edad.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la osteoartritis?

• Dolor

• Rigidez

• Disminución del rango de movimiento (o flexibilidad)

• Hinchazón

A pesar del hecho de que la osteoartritis puede afectar a cualquier articulación en el cuerpo, se desarrolla principalmente en la columna vertebral, manos, rodillas, y las caderas.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a las articulaciones. Según los expertos, la artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune y tiende a afectar a las mujeres a una edad más temprana que los hombres.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la artritis reumatoide?

• Articulaciones dolorosas, calientes e hinchadas

• Rigidez articular que suele ser peor por las mañanas y después de la inactividad

• Fatiga, fiebre y pérdida de peso

Obesidad

La obesidad puede tener múltiples efectos en nuestro cuerpo, tanto mental como físicamente. Con el tiempo, la tensión del peso extra puede poner nuestras articulaciones bajo presión creando dolor en las articulaciones y artritis.

Cuando llegamos a la menopausia, nuestros cuerpos pasan por un cambio significativo. Como la mayoría de los síntomas de la menopausia, el dolor en las articulaciones es causado típicamente por el desequilibrio hormonal. A medida que se acerca la menopausia, los niveles hormonales comienzan a fluctuar ya que el cuerpo se prepara para detener la producción de estrógenos, progesterona y otras hormonas.

Ejercicio para aliviar el dolor en las articulaciones

Lo mejor que puedes hacer es integrar ejercicios, en particular ejercicios de entrenamiento de fuerza, en tu rutina diaria y crear hábitos duraderos para mejorar la salud de tus articulaciones.

En ocasiones por miedo podemos llegar a pensar que el ejercicio empeorara el dolor en las articulaciones, sin embargo, esto no es cierto. La falta de actividad física puede conducir a un aumento del dolor y la rigidez de las articulaciones.

Mantenerse activa puede mejorar la salud y condición física sin lastimar tus articulaciones. Los ejercicios de entrenamiento de fuerza te pueden ayudar a:

• Reforzar los músculos alrededor de las articulaciones

• Aumentar la densidad ósea y mantener la resistencia ósea

• Aumentar tu energía

• Mejorar la calidad del sueño

• Ayudarte a mantener un peso más estable

• Mejorar el equilibrio de tu cuerpo

• Aumentar tu estado de ánimo y tu calidad de vida

 

Manteniendo los músculos y el tejido circundante fuertes y activos es crucial para mantener el apoyo que tus huesos necesitan. Cuando no haces ejercicio, los músculos de apoyo se debilitan, creando más estrés en las articulaciones.

Consulta con tu médico

Siempre consulta con tu médico si experimentas dolor en las articulaciones o si tienes algún problema de salud. Tu médico podrá realizar un examen físico y ordenar cualquier prueba necesaria para diagnosticar la causa exacta del dolor en las articulaciones y recomendar el tratamiento adecuado.

Los ejercicios adecuados para ti dependerán en tu nivel de fitness y el diagnóstico de tu médico.   Según la Fundación para la Artritis, agregar algo de ejercicio a tu rutina te ayuda a liberar endorfinas que mejoran tu bienestar general, y tu capacidad de controlar el dolor. Además, un estudio publicado en la revista “Clinics of Geriatric Medicine” concluyó que las personas con osteoartritis se ven beneficiadas al incorporar entrenamiento de fuerza en su rutina, sin importar la edad.

En Curves, nuestro programa de entrenamiento de fuerza y cardio está diseñado especialmente para mujeres. En Curves siempre tienes a una entrenadora a tu lado ayudándote y guiándote a conseguir tus metas. Encuentra tu club Curves más cercano hoy. ¡Te estamos esperando!

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar