Tu guía para un verano feliz y saludable

Verano feliz y saludable
Por Curves

salud

Entre las tapas, las cervecitas y las largas horas tumbadas al sol, es complicado mantener un peso saludable y seguir en forma durante todo el verano.

¡Pero es posible! Créetelo, lo único que tienes que cambiar son algunos hábitos para conseguir mantener la figura durante las vacaciones de verano.

En nuestra guía de verano encontrarás los consejos necesarios para comer saludable y mantenerte active mientras disfrutas de tus vacaciones.

 

Estos son nuestros mejores consejos para un verano saludable

consejos para comidas saludables en verano

Aprovecha las frutas y verduras de verano

Vacaciones o no, las frutas y verduras de temporada pueden ir contigo a todas partes: melocotones, sandía, melón, pepinos, albaricoques…estés donde estés si los buscas seguro que puedes encontrar muchos de ellos. Son una excelente opción porque están llenos de vitaminas, minerales y pocas calorías. No te olvides en verano de estas frutas y verduras de temporada.

Refréscate con las cremas y sopas frías

Las sopas o cremas frías, como los gazpachos, sacian la sed y el hambre, son refrescantes, riquísimas, platos bajos en calorías y en muchas ocasiones muy originales. Fáciles de preparar y se pueden usar como tentempié aperitivo o como un ligero y sabroso plato principal.

Las verduras al grill son uno de los mejores aliados en las barbacoas de verano

Las verduras a la plancha, horno, barbacoa o al vapor son una excelente alternativa a otros tentempiés y acompañamientos de comidas, muy grasos y poco saludables, las verduras pueden ser un estupendo sustitutivo de patatas fritas, salsas o pan refinado...

Disfruta de fáciles y rápidas ensaladas en los días más perezosos

En verano las ensaladas son uno de los platos más ideales. Nos permite abrir la nevera y en ese mismo momento y de manera muy rápida, preparar un plato saludable, equilibrado y muy apetecible.

Mezclar algunas verduras crudas: zanahorias, lechuga, rabanitos, pepino, cebolla, tomates… añadiendo algo de proteína como gambas, lonchas de jamón cocido, atún en lata, surimi, pechuga de pollo, legumbres, huevo duro y además de algún carbohidrato como patata fría, pan tostado, pasta, arroz y por último si nos apetece algún extra como: queso, frutos secos, semillas…

La aliñamos con prudencia con un aceite de oliva virgen extra de calidad y si nos gusta, también un poco de zumo de limón o vinagre, y todas aquellas especias o hierbas aromáticas que nos gusten.

Beber suficiente es uno de los puntos clave del verano

En verano apetece mucho más beber algo refrescante y que nos sacie la sed. Es importante que la mayor parte de las veces sea agua esta bebida. Al día hay que beber un mínimo de 1,5 – 2 litros  de agua e incluso un poco más si pasas mucho calor o sudas mucho.

Otras bebidas que puedes incluir en el día son zumos naturales, horchata, infusiones con hielo… y deja para ocasiones puntuales las bebidas con gas, muy azucaradas y el alcohol.

Tómate tu tiempo

Tómate tu tiempo para disfrutar de las comidas, y más si estás de vacaciones. Mastica despacio, de esta manera tu estómago trabajará menos después y además le darás más tiempo al cerebro para que le llegue la señal de saciedad, y en conclusión, comerás lo que tu cuerpo realmente necesita, no más.

Toma decisiones saludables este verano con nuestra guía de calorías

Cuando estás de vacaciones y rodeada de miles de tentaciones, puede ser muy difícil mantener el peso y la silueta. Aprender a identificar la comida más y menos calórica, es una de las cosas más inteligentes que podemos hacer. Imprime esta guía y pégala en tu frigorífico o llévala en tu maleta este verano.

verano saludable y las calorias de la comida de verano

 

Los mejores ejercicios para el verano

ejercicios para el verano saludable

Hay muchísimas actividades divertidas y muy entretenidas que puedes hacer durante los días de ocio, manteniendo de esta manera una buena actividad física a la vez que pasas divertidos momentos con los amigos y familia. No olvides beber agua antes, durante y después de hacer ejercicio.

Ir a la piscina durante los días calurosos de verano

Tus hijos seguramente te insisten continuamente en los días de verano para ir a la piscina o a la playa, así que tienes que aprovechar esta oportunidad para pasar un buen rato con ellos pero también hacer ejercicio. En lugar de descansar bajo el sol o flotando en una colchoneta inflable mientras los niños se divierten en la parte menos profunda del agua, ves a nadar durante 30 minutos. Este ejercicio de bajo impacto es fácil en el cuerpo mientras que se quema alrededor de 200 calorías en tan sólo media hora.

Ir a caminar

Caminar por la montaña o hacer alguna ruta bonita con una amiga para relajaros y poneros al día de todo, es una opción fabulosa. Para hacer que el caminar sea una actividad con familia o amigos, elige un sendero que esté a vuestro nivel y llevaros un picnic saludable. Puedes pensar algún juego para que los niños se lo pasen bien y estén entretenidos, como la búsqueda del tesoro, mientras tú aprovechas para caminar a tu ritmo. El senderismo es un ejercicio cardiovascular que mejora el equilibrio, fortalece la musculatura y alivia el estrés. ¡Asegúrate de llevar mucha agua!

Inscribirse en un gimnasio

Para aquellas que pasáis el verano en casa, ¡no hay mejor momento para unirse a un gimnasio! Los gimnasios están generalmente menos ocupados durante la temporada de verano, cuando todo el mundo está fuera de vacaciones. No hay más excusas, en Curves te ofrecen un entrenamiento de cuerpo completo de 30 minutos que combina entrenamiento de fuerza y ​​ejercicios de cardio. También encontrarás un entrenador que puede ayudarte durante tu entrenamiento para asegurarte de que estás realizando ejercicios de manera segura y efectiva. Pruébalo de forma gratuita y reservar su estudio de fitness en tu club más cercano: www.curves.eu/clubs

Exprimir todo el ejercicio extra posible en las vacaciones

En un viaje por carretera: Si estás optando por un viaje por carretera este verano, no hagas solo paradas para repostar gasolina. Organiza las horas de coche, para hacer también paradas en las cuales camines entre 15-30’, en lugares pintorescos, paisajes para hacer fotos…

De vuelo: Si! es posible estar activa, puedes caminar de una terminal a otra, en vez de coger un tren o autobús, y así no irás directamente de puerta a puerta. Conseguirás caminar mucho más de lo habitual en los aeropuertos y que la circulación se active. ¡No tiene sentido sentarse en un aeropuerto cuando después pasarás varias horas sentada en el vuelo!

Tiempo con cada uno: Si vas a viajar con toda la familia o un grupo de amigos, ves a dar paseos con cada uno de ellos de vez en cuando, sea por las calles de alguna ciudad, la playa o la montaña. Esta es una gran manera de disfrutar de tiempo de calidad e intimidad con cada uno de ellos a la vez que haréis ejercicio y os mantendréis en forma esos días de vacaciones. ¡No olvides protegerte del sol si vas a pasar muchos ratos caminando al aire libre!

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar