¿Qué puedo comer después de entrenar?

Curves receta
Por Curves

nutrición

Cuando llegamos del gimnasio a veces nos surgen dudas: ¿debo comer algo después del entrenamiento o es mejor no tomar nada? ¿Qué alimentos son los más adecuados para después de un entrenamiento?

Muchas veces creemos que con la actividad física que hacemos en el gimnasio es suficiente, pero no es así. Para que nuestro entrenamiento sea completamente efectivo debe ir acompañado de una alimentación sana y equilibrada, por lo que es necesario que cuidemos nuestra dieta.

Es importante que seleccionemos los alimentos más adecuados para nosotros y estos varían en función de cuando realizamos el entrenamiento. No necesitas los mismos alimentos antes de iniciar el entrenamiento que después. En Curves, a continuación te presentamos una serie de alimentos para después de tu entrenamiento.

Ideas para comer saludable después del entrenamiento

Combinar la actividad física con una nutrición adecuada antes y después de los deportes es esencial para la salud de nuestro cuerpo: nos permite recuperarnos rápidamente, nos proporciona una mayor energía y la hidratación correcta ya que recuperamos los líquidos que perdimos durante la actividad. ¡Además, ayuda a reducir la masa grasa, aumentar la masa corporal magra e incluso mejorar la calidad de nuestro sueño!

Es importante elegir cuidadosamente lo que comemos en la hora después del entrenamiento porque el cuerpo tiende a absorber más nutrientes durante el período de recuperación. Esta es la razón por la que, por ejemplo, tomar un batido de proteínas después de un entrenamiento es una gran idea, ya que promueve la reparación muscular y la recuperación del cuerpo.

Después del gimnasio debemos suministrar a nuestro cuerpo todos los nutrientes que hemos perdido a través de la actividad física con un aporte adecuado de: carbohidratos (pasta o arroz), grasas, proteínas (legumbres, carne blanca, pescado) y, sobre todo, agua. Por último, no debemos olvidarnos de los alimentos como las frutas y verduras, que reponen las sales minerales y las vitaminas.

  • Proteínas. Son importantes porque permiten que los músculos recuperen su integridad estructural.
  • Carbohidratos. Para recuperar las reservas energéticas que hemos perdido durante la actividad física es recomendable consumir carbohidratos. Estos nutrientes mantienen el índice glucémico constante en la sangre durante el ejercicio, reducen el nivel de hormonas de estrés y retrasan la sensación de cansancio.
  • Grasas. Aportan energía al cuerpo cuando se agotan las reservas de azúcar.
  • Vitaminas y sales minerales. Cuando se sigue una dieta rica en frutas y verduras no es necesario tomar suplementos vitamínicos.

No obstante, has de tener en cuenta que todo depende del momento en el que realices el entrenamiento. Por ejemplo, si haces ejercicio por la tarde puedes tomar un yogur bajo en grasa con fruta o pan integral con queso fresco o tomates, inmediatamente después del entrenamiento.

Para la cena, en cambio, se recomienda dejar pasar al menos una hora después del entrenamiento y como menú puedes optar por: pasta con verduras o tomate, sopa de verduras, pescado o pollo a la plancha, plato de verduras y fruta. Por su parte, si entrenas por la mañana puedes decantarte por un zumo cítrico a media mañana o una tostada de pan integral con miel, fruta fresca, galletas o un yogur bajo en grasas. Otras ideas para comer después del entrenamiento pueden ser las barritas de proteínas o atún (por su alto contenido en Omega 3).

En general, el objetivo de la comida posterior al entrenamiento es reponer el agua y la energía que hemos perdido, además de las proteínas que se utilizan para regenerar las células y los músculos para la recuperación.

Beneficios de elegir una alimentación adecuada después de entrenar

Cuidar nuestra alimentación cuando hacemos deporte es esencial para cumplir los objetivos marcadas y sacar el máximo rendimiento a nuestro tiempo en el gimnasio. Además, una dieta sana unida a la actividad física tiene múltiples beneficios, entre los que se encuentran:

  • La rutina de entrenamiento es más eficiente. Si a nuestro entrenamiento le sumamos una alimentación adecuada para reforzar los efectos positivos, las posibilidades de conseguir los resultados crecen exponecialmente.
  • Favorece la recuperación. Consumir los alimentos adecuados después del entrenamiento nos ayuda a recuperarnos más rápido y también reduce la sensación de fatiga. Esto se debe a que si ingerimos los alimentos adecuados reducimos el tiempo de descanso que el músculo necesita para recuperarse.
  • Previene las lesiones. Una buena alimentación es esencial para prevenir lesiones musculares.
  • Contribuye al bienestar. La combinación entre la actividad física y una alimentación correcta es esencial para reducir el colesterol, quemar grasas, fortalecer el sistema cardiovascular, liberar la ansiedad y el estrés. Además, al hacer ejercicio liberamos endorfinas, que son las responsables de nuestra felicidad.

Si quieres alcanzar tus retos en los gimnasios Curves es importante que prestes la atención que merece tu alimentación, antes y después de entrenar. Si sigues nuestros consejos te resultará muy fácil y notarás enseguida los efectos tan positivos en tu cuerpo y en tu bienestar. Recuerda que estamos comprometidos con tu salud y tu bienestar, por eso, si aún no formas parte de nuestra comunidad, pide ya tu cita gratis o acude a tu gimnasio más cercano.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar