¿Qué es el trastorno afectivo estacional y cómo afecta a nuestra salud?

Curves trastorno estacional
Por Curves

salud

La llegada del frío y el cambio de estación pueden afectar a nuestro estado de ánimo y podemos sentirnos con menos energía. Esto es lo que se conoce como el Trastorno Afectivo Estacional. ¿Y cómo se manifiesta? Pues a través de bajos niveles de energía, incapacidad para levantarse por las mañanas y antojos de alimentos poco saludables.

En Curves sabemos que no siempre estamos igual de activas, pero queremos ayudarte en aquellos momentos en los que estás más perezosa y con menos ánimo. No olvides que el vínculo entre actividad física y salud mental es indiscutible. Si estableces una rutina de entrenamiento te sentirás más activa, saldrás de casa y te reencontrarás con mujeres como tú y con las entrenadoras que te apoyarán y te ayudarán a lograr tus objetivos.

“Lo que me ha proporcionado el entrenamiento de fuerza de Curves, además de ayudarme a perder peso, es que me siento con mayor energía y mejor estado de ánimo. El buen ambiente que se respira en el gimnasio me invita a seguir esforzándome”

Eva Campos, Curves Valencia

Con el entrenamiento de fuerza de Curves recuperarás las fuerzas que la llegada del invierno te ha podido robar. La actividad física es crucial para mejorar tu estado de ánimo y sentirte con más energía. El entrenamiento de Curves está diseñado para que puedas ir al gimnasio y puedas adaptarlo a tu rutina diaria sin agobios. En solo 30 minutos recuperarás la fuerza perdida y te sentirás más en forma.

Las ventajas del ejercicio físico para combatir el transtorno afectivo emocional

Hacer ejercicio es una manera ideal de enseñar al cuerpo a utilizar el oxígeno de forma más eficaz y reduce la frecuencia cardiaca, lo que hace que el corazón esté físicamente más fuerte y puedas realizar sin esfuerzo tareas que antes te resultaban agotadoras. Cuanto más sano está el corazón más sencillas te resultan las actividades físicas cotidianas. De esta manera irás ganando energía día a día.

Este incremento de la energía repercute en nuestra autoestima y estado de ánimo. Hacer deporte libera endorfinas que te hacen sentir mejor y te ayudan a concentrarte. Tener un sentimiento de felicidad por haber hecho ejercicio e ir poco a poco alcanzando tus objetivos mejora la autoestima y la confianza.

“Desde que comencé a ir a Curves me encuentro mucho mejor, estoy más ágil y esto afecta muy positivamente a mi estado de ánimo. Los que me conocen saben que ir al gimnasio se ha convertido en una prioridad para mi salud física y emocional. Somos una pequeña familia y aunque trabajamos, siempre hay momentos para la risa y el buen humor. El ambiente es inmejorable”

Carmen, Curves Valencia

Por último, otra de las ventajas que tiene el ejercicio físico sobre la salud emocional es que dormimos mejor y, por lo tanto, descansamos más. Si comienzas a hacer deporte y no te vas a dormir demasiado tarde experimentarás un sueño más reparador porque el cuerpo lo exige para su recuperación.

Recuerda que la actividad física regular es una inversión en tu mente, cuerpo y alma. Cuando se convierte en un hábito fomenta la autoestima y te hace sentir más fuerte y poderosa. Además, Curves es una comunidad de mujeres que se apoyan entre ellas para alcanzar sus objetivos. Además de hacer ejercicio y sentirte mejor contigo misma conocerás a mujeres fuertes que te ayudarán en todo momento. No lo dudes más y únete a Curves.Pide ya tu cita gratis o consulta con tu club Curves más cercano

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar