Piernas cansadas en verano: cómo mejorar la circulación gracias al ejercicio físico

Curves health piernas cansadas
Por Curves

salud

Desde Curves te invitamos a leer este artículo en el que hablaremos de los problemas circulatorios y de cómo, gracias al ejercicio físico, puedes reducir las molestias y sentirte mucho más animada. ¡Vence la pereza y mantente activa con Curves!

Qué son las piernas cansadas

El síndrome de piernas cansadas es uno de los problemas cardiovasculares más habituales en la población. Con la llegada del verano y el aumento las temperaturas, la retención de líquidos se hace aún más evidente, debido también a un descenso de la actividad física.

Síntomas de mala circulación en las piernas y factores de riesgo

La aparición de la sensación de pesadez en las piernas normalmente está relacionada con dos afecciones: un problema en el retorno venoso, por el cual las venas encuentran más complicada su función de enviar la sangre al corazón de manera eficiente; o una deficiencia en el sistema linfático, que puede derivar en el surgimiento de edemas (hinchazón por retención de líquidos). Algunos de los síntomas de mala circulación son:

- Picor.

- Varices.

- Pesadez y cansancio.

- Hinchazón y edemas.

- Enrojecimiento.

- Adormecimiento (especialmente por la noche).

Entre los factores de riesgo que aumentan la posibilidad de sufrir el síndrome de piernas cansadas, destacan:

- Edad y genética: conforme se avanza en años, es también mayor la probabilidad de padecer insuficiencia venosa. Además, si algún progenitor suele sufrir del síndrome de piernas cansadas será más fácil que nosotras lo lleguemos a padecer también.

- Cuestiones hormonales: por ejemplo, durante la menstruación, la retención de líquidos hace acto de presencia de manera más notoria por lo que muchas mujeres pueden notar en este período mayor sensación de piernas cansadas.

- Alimentación poco saludable: se trata de un factor de riesgo importante, pues una alimentación descuidada puede provocar un exceso de peso que repercute de manera directa en el dolor de piernas, por soportar una carga mayor a la que pueden hacer frente de manera natural. El exceso de sal en las comidas es una de las causas de aumento de problemas cardiovasculares, por lo que desde Curves recomendamos su consumo controlado y reducido.

- Calor: por supuesto, como apuntábamos al inicio, el calor del verano tiene mucho que ver con la aparición de molestias en las piernas, dado que las venas se dilatan más de lo normal.

Ejercicios para mejorar la circulación de las piernas en verano

¿Cómo reducir la sensación de cansancio y pesadez de las piernas en verano? Te contamos algunos ejercicios para mejorar la circulación que te ayudarán a aliviar los síntomas del síndrome de piernas cansadas de manera fácil y sencilla, ¡mientras te diviertes! Todos ellos tienen cabida en nuestro circuito de entrenamiento de 30 minutos.

- Flexión de piernas: tumbada sobre una esterilla, eleva las piernas y flexiónalas formando un ángulo de 45 grados. Repite, subiendo y bajando de forma alterna.

- Puntillas: de pie, sube y baja el peso de tu cuerpo poniéndote de puntillas. También puedes andar de puntillas durante unos minutos, si lo prefieres a mantenerte en la misma posición estática. De esta forma estarás activando los gemelos, uno de los músculos más importantes de las piernas.

- Apertura de piernas: en la esterilla de nuevo, con la espalda contra el suelo, se trata de levantar las piernas y mantenerlas rectas. Después, pasa a abrir y cerrar, repetidamente. Este ejercicio es muy interesante para activar la circulación de las piernas.

- Andar: por supuesto, no hay mejor ejercicio que caminar. No solo lograrás activar las piernas, sino todo el cuerpo en su conjunto.

- Sentadillas: llevar a cabo este tipo de ejercicio tan conocido puede ayudar mucho a activar la circulación de las piernas en su conjunto.

- Ejercicio con rulo: colócate sentada sobre la esterilla, con las manos apoyadas detrás de tu espalda y el rulo de espuma bajo las rodillas. La idea es hacerlo rodar con ayuda del movimiento de la cadera, de forma que trabajes la zona curva que queda justo en la zona posterior de las rodillas y que suele acumular mucha tensión.

Ejercicios para aliviar las piernas cansadas con las máquinas de Curves

Los ejercicios que detallábamos en el apartado anterior puedes llevarlos a cabo en cualquier lugar sin problema. Pero ¿qué pasa en el gimnasio? ¿Qué ejercicios se pueden realizar para aliviar la sensación de piernas cansadas? 

Las máquinas del entrenamiento Curves están diseñadas especialmente para las mujeres y pensando en ayudar situaciones como la prevención de la mala circulación sanguínea. 

Las máquinas de Prensa de Piernas, Gluteos, Sentadillas y Extensión y Retracción de Piernas trabajan los músculos cuádriceps e isquiotibiales entre otros. Además al trabajar con resistencia hidráulica, las máquinas de los clubes Curves ayudan a regular el flujo sanguíneo debido a la contracción y relajación muscular repetida. Como ves, el circuito de fuerza de Curves también contempla el trabajo de pierna en su totalidad como medida para activar la circulación sanguínea, además de forma entretenida y siempre supervisada por una de nuestras entrenadoras.

Únete a Curves

En Curves el ritmo no decae e incluso en verano nuestras entrenadoras están disponibles para ayudarte a retomar la actividad para que te mantengas activa y disminuyas la sensación de cansancio y fatiga, también en las piernas. Síguenos en redes sociales para no perderte ninguno de nuestros consejos, reserva ya tu cita previa y acude a tu gimnasio femenino Curves más cercano.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar