¡Llegó el verano! Los beneficios de la Vitamina D en nuestra piel

Curves beneficios vitamina d
Por Curves

salud

¡Ya estamos en verano! El pasado jueves entramos oficialmente en la estación más calurosa del año. Las altas temperaturas y la ausencia de nubes hacen que en estos tres meses llevemos más cuerpo descubierto, estando más expuestas al sol que el resto del año.

Y tomar el sol no solo sirve para conseguir el ansiado moreno de piel del que presumir a la vuelta de vacaciones, si no que es la principal vía para obtener una vitamina básica para el cuerpo humano: la vitamina D.

La vitamina D y la práctica deportiva están íntimamente relacionadas, ya que se trata de un nutriente básico para la formación y el mantenimiento de músculos y huesos, que serán nuestras herramientas principales a la hora de enfrentar nuestra rutina de ejercicio diaria en Curves.

¿Qué es la vitamina D?

Diferentes estudios médicos han demostrado que la vitamina D es imprescindible para la formación de huesos y dientes, participando activamente en la absorción de calcio a nivel intestinal. Pero la vitamina D no solo es pieza fundamental en la formación y mantenimiento óseo, sino que también tiene otras funciones igual de importantes, como colaborar en el crecimiento celular y la transmisión de impulsos nerviosos al músculo o asegurar el funcionamiento del sistema inmune, previniendo enfermedades. Una carencia de vitamina D puede hacer que nuestro organismo falle a varios niveles.

Pero ¿qué tiene que ver la vitamina D con el sol y nuestra piel? Tiene una explicación muy sencilla. La vitamina D es la única vitamina que podemos sintetizar, además de a través de la alimentación, a partir de los rayos del sol. Sí, al igual que las plantas, las personas también hacemos la fotosíntesis, a través de nuestra piel.

Vitamina D y fatiga deportiva

Hacer deporte es uno de los principios básicos de una vida saludable. Los beneficios de la práctica deportiva para la salud son innumerables. Pero a veces podemos notar que nos cuesta un poco más, que la rutina de 30 minutos de Curves se nos hace más cuesta arriba y que nos causa más fatiga de lo habitual.

Estas son señales de que quizás el cuerpo tenga alguna carencia alimentaria o vitamínica, y una de las más habituales es la carencia de vitamina D. Los efectos de la falta de vitamina D en tu práctica deportiva son los siguientes:

  • La fuerza de tus músculos disminuirá. El déficit de vitamina D conduce a la debilidad muscular, en especial en personas mayores, lo que provocará que los esfuerzos físicos sean más trabajosos y fatigosos.
  • Tus niveles de grasa serán mayores. Investigaciones han demostrado que niveles bajos de vitamina D provocan mayor nivel de infeiltración grasa en los músculos. Un músculo con más grasa es un músculo con menos fuerza.
  • Tus huesos serán más frágils. Además de un riesgo de fractura más alto, unos huesos debilitados pueden provocar dolores corporales que dificultan la práctica deportiva.
  • Tendrás un ánimo más bajo. Estudios han demostrado que los niveles bajos de vitamina D puede asociarse a la aparición de síntomas de depresión y ansiedad, que suelen ir acompañados de desgana y poca energía a la hora de practicar deporte.

Para asegurarnos de no sufrir estos síntomas que interrumpan nuestra rutina deportiva en Curves, tendremos que prestar atención a que nuestro organismo reciba la vitamina D que necesita de manera natural.

¿Cómo consumir vitamina D de forma natural?

En teoría la vitamina D debería ser muy fácil de consumir en un país de buen clima como el nuestro, a través de los rayos del sol. Sin embargo, es más complicado de lo que parece, ya que, durante la mayor parte del año, la radiación del sol idónea para absorber vitamina D se da en las horas centrales del día, donde habitualmente estamos encerradas trabajando.

En verano estamos más expuestas al sol pero a la vez tenemos que proteger nuestra piel de sus efectos dañinos, para lo que usamos cremas solares que bloquean completamente la absorción de vitamina D. Así que tendremos que complementar los efectos del sol con una alimentación rica en este nutriente.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina D?

La vitamina D es muy importante, aunque no se puede decir que haya una abundancia de alimentos ricos en ella. En general se podría decir que alimentos ricos en grasas saludables son alimentos ricos en vitamina D. Así, estos alimentos serían:

  • Pescados grasos. Salmón y atún especialmente.
  • Aceite de hígado de bacalao. Una simple cucharada cubre las necesidades diarias de vitamina
  • Marisco. El marisco, principalmente las ostras, es rico en vitamina D, que también contienen las gambas, los langostinos, las almejas…
  • Hígado. Principalmente el de ternera y el de conejo.
  • Lácteos. Leche y sus derivados, pero en su versión entera ya que la vitamina D se encuentra en la grasa. Si los tomas en su versión light, que sean enriquecidos con vitamina D.
  • Huevos. La concentración de vitamina D de los huevos se concentra en la yema.
  • Aguacate. El aguacate es la alternativa ideal para consumir vitamina D en dietas vegetarianas y veganas ya que es el único alimento rico en vitamina D que no procede directamente de animales.

Recuerda que un consumo suficiente de vitamina D es necesario para un organismo fuerte, saludable y energético, que nos ayude a desarrollar los retos físicos que nos ponemos en Curves. Nuestro compromiso con tu salud es absoluto, por eso si todavía no formas parte de nuestra familia, pide ya tu cita gratis o acércate a tu club Curves más cercano.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar