Las mujeres fuertes no nacen, se hacen. Consejos para desarrollar la resiliencia

Health article image es
Por Curves

salud

Resiliencia, esa palabra tan de moda en la sociedad, esa nueva cualidad que resolverá todos nuestros males.

Resiliencia

¿Qué es la resiliencia? ¿Es el nuevo invento del siglo?

Parece que no, pero no por eso deja de ser una herramienta muy útil para enfrentar las situaciones difíciles de la vida y llevar una existencia más feliz.

¿Qué es la resiliencia?

Resiliencia es el término psicológico que se utiliza para nombrar a la entereza o la fuerza mental. La resiliencia es la fuerza interior que nos permite afrontar las situaciones difíciles de la vida y salir fortalecidas. No es una habilidad ni un talento, es un hábito porque consta de pensamiento, comportamientos y acciones que van encaminadas a lograr que vivamos más felices y plenas. Por ello, se tiene que desarrollar.

En consecuencia, creando los hábitos correctos tú también la puedes desarrollar por el resto de tu vida.

Ventajas de tener resiliencia

La fuerza mental es una habilidad multifacética que nos ayuda en muchos aspectos de la vida, razón por la que vale la pena desarrollar. Algunas de las ventajas son:

En conclusión, las personas resilientes son más felices porque saben gestionar muy bien sus emociones y recursos, apreciar lo que tienen y pedir ayudan cuando la necesitan.

¿Quieres aprender a ser resiliente? Sigue leyendo.

Cómo ser resiliente

La resiliencia no es una habilidad que se desarrolla de un día para otro, requiere tiempo, práctica y perseverancia.

Lo primero que debes hacer es establecer unas relaciones sólidas y que te aporten positividad y apoyo, dado que cuando tenemos un mínimo de interacciones sociales nos mantenemos más estables, nos permiten ver las cosas desde otra perspectiva y estarán allí en los momentos más duros.

Después debes aceptar que los cambios son parte de la vida. De hecho, muchas veces los cambios son para mejor, aunque en el presente no podamos verlo. Esto también te ayudará a tener perspectiva con los problemas cotidianos y a que no hagas una montaña por cuestiones que tienen fácil solución. preocúpate por lo importante y recuerda que los problemas son pasajeros.

El tercer punto es cultivar es la visión de las crisis vitales como una oportunidad para crecer. No son problemas insuperables, son etapas y como etapas terminarán. A fin de cuentas, como enfoques el problema definirá como lo afrontarás.

También es recomendable que desarrolles una visión optimista de ti misma y que te conozcas. Solo así sabrás de lo que eres capaz, lo única y especial que eres y te valorarás a ti misma. Si consigues eso serás capaz tomar decisiones sin tantas dudas y serás más feliz.

Por último, cuídate: cuando te sientas mal, permítete desahogarte. Duerme las horas necesarias, come balanceado y haz ejercicio con regularidad.

Si sigues estos consejos y eres constante lograrás tener una vida más alegre y estable.

Crea tu rutina de ejercicio

La resiliencia es un estado y para conseguirlo una de las bases es incorporar una rutina de ejercicios.

Los gimnasios femeninos de Curves se encuentran abiertos para recibirte y asesorarte con la rutina de ejercicios que mejor se adapte a ti y a tu objetivo. ¿Quieres unirte a nuestro equipo de mujeres fuertes y llenas de vitalidad? Solicita ya tu primera cita gratuita en tu gimnasio más cercano. ¡Te esperamos!

  1. Ser consciente de tus capacidades y limitaciones: se conocen bien, saben cuáles son sus puntos fuertes y de lo que carecen. Y se valoran aun con sus imperfecciones, pues están consciente de que son únicas e irrepetibles.
  2. Asumir las dificultades como una oportunidad para aprender: mucha gente se desmotiva ante las dificultades, pero no las personas resilientes. Ellas se mantienen objetivas y saben que más hay vida más allá y no se desmotivan. No intenta huir de lo amargo, no se resisten, enfrentan con valentía los malos ratos y logran sacar un aprendizaje que les servirá para toda la vida.
  3. Ser creativa: dado que han sacar el máximo crédito a las malas experiencias, deben hallar la manera de hacerlo sin que eso signifique perder su estabilidad y para ello se requiere creatividad.
  4. Practican el mindfulness o consciencia plena: quien tiene bien desarrollada la resiliencia sabe la importancia del presente y lo aceptan. Esto no significa que no se molesten ante los problemas, pero están consciente que no pueden controlar ni cambiar ciertas cosas y no se alteran por ello. Solo se focalizan en lo que pueden trabajar. La culpabilidad de acciones pasadas o la incertidumbre del futuro no les atormenta, se asombran y disfrutan de los pequeños detalles que les da la vida aquí y ahora.
  5. Viven la vida con optimismo realista: dado que conocen su potencial, pueden mantener la objetividad en los momentos más duros, viven el momento y, por ende, son más estables al panorama completo y agregándole un toque de optimismo, pues quien es capaz de disfrutar de las pequeñas cosas también es capaz de encontrar los beneficios.
  6. Se rodean de personas positivas: parte de mantener la estabilidad se basa en rodearse de gente optimista y las personas con resiliencia lo saben bien. De esta manera construyen una red de contactos que estarán allí cuando los necesiten.
  7. Son flexibles ante los cambios: lo que no es capaz de cambiar se muere, el ejemplo lo tenemos en la naturaleza. Los grandes árboles con troncos macizos, ante un temporal, no resisten, pues no son flexibles; mientras que plantas como el bambú son capaces de sobrevivir gracias a que pueden doblar su tronco. En otras palabras, el cambio es parte de la vida. Es más, el cambiar permite ver las cosas desde otra perspectiva, por lo cual es positivo.
  8. Ante las dificultades no intenta controlar la situación y si sus emociones: hay momentos estresantes en los que no se puede controlar nada. Así que las personas resilientes se encargan gestionar sus emociones, sólo así se cuidarán a sí mismos y a los demás.
  9. Afrontan los problemas con humor: la risa es la mejor arma ante el mal tiempo, mantiene sanas y más alegres a las personas, les permite encontrar fuerzas ante las adversidades y conseguir nuestros objetivos.
  10. Buscan ayuda: No somos perfectos, las situaciones a veces sobrepasan, admitirlo y buscar ayuda no tiene nada que ver con el orgullo, y si con ser emocionalmente inteligentes y con mucha fuerza interior. Además, saben que es una situación puntual y cuentan con una red de apoyo que estará allí para impulsarlas de nuevo.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar