Entrenamiento en verano: cómo y por qué hacerlo

24.07 blog
Por Curves

salud

La actividad física refuerza la autoestima, consige reducir tu peso y ayuda a las relaciones sociales. En una frase ¡Te hace sentirte bien! Entonces, ¿por qué no aprovechar el verano para continuar entrenando y cuidando de nosotros mismos? En este artículo te explicamos la importancia de mantener la rutina de ejercicio en verano y te contamos los secretos de un entrenamiento de verano perfecto. Nosotros estamos listos ¿y tú?

Por qué entrenar en verano es bueno para tu salud

A menudo la llegada del calor puede suponer un duro mazazo para nuestra vida deportiva. Las altas temperaturas llaman a la pereza, a no salir de nuestro refugio y del protector manto del aire acondicionado si no es esctrictamente necesario. Pero el verano no solo trae calor si no también una serie de ventajas únicas de esta época del año para no dejar de ser constantes con nuestro entrenamiento. Aquí tienes seis razones para no dejar de entrenar en verano:

  • Testosterona en sus máximos. Varios estudios mantienen que la testosterona alcanza su pico en verano, lo que nos puede ayudar en nuestras metas deportivas, tanto para aumentar volumen muscular como para perder peso o tonificar el cuerpo.
  • Parar es perjudicial. Dejar de ejercitarse en verano supone que los músculos pierdan volumen, masa y elasticidad, abriendo la puerta para que las grasas ocupen ese lugar vacante. Si tu cuerpo está acostumbrado a entrenar, un parón total hará que la vuelta sea mucho más cuesta arriba.
  • Más tiempo libre. El verano es habitualmente la época donde tenemos más tiempo libre. A las merecidas vacaciones hay que sumar que muchas empresas establecen horarios reducidos, lo que nos deja mucho más tiempo para el ocio que el resto del año. Y nada mejor que invertir parte de ese tiempo extra en mantenernos en forma tanto física como mentalmente con una buena dosis de deporte diaria.
  • Energía extra. La cercanía de las vacaciones de verano es una motivación pero también puede suponer un bache ya que podemos llegar con la energía muy justa tras tantos meses trabajando. El deporte nos ayudará a enfrentar la fatiga diaria con menos gasto de energía ¡El mejor antídoto para lidiar con los últimos trabajos antes de irnos a la playa!
  • Hacer nuevos amigos. Muchos destinos vacacionales ofrecen actividades deportivas durante el verano, ya sean las animaciones de los hoteles o en las instalaciones de las propias playas y piscinas. Unirse a estas actividades.
  • Con la mente en septiembre. Mantener una rutina veraniega nos ayudará a que la vuelta en septiembre sea menos dura. Si el retorno al día día laboral puede hacerse cuesta arriba, si le tenemos que añadir volver al deporte tras un parón absoluto podemos tener demasiado con lo que lidiar.

Como transmitimos siempre en Curves, el entrenamiento no es solo ejercicio físico si no un estilo y una filosofía de vida que mejora la relación con nosotros mismos, incluida la emocional y la autoestima ¿por qué dejar de cuidar estos aspectos durante una época del año?

¿Verano sedentario? No gracias

Ya sabemos que un estilo de vida sedentario es perjudicial para nuestra salud. No realizar ningún tipo de actividad física, además de reducir nuestra esperanza de vida, promueve la aparición de numerosas enfermedades, como diabetes, hipertensión arterial, trastornos cardiovasculares, osteoporósis y diferentes tipos de cancer. Además, está demostrado que la ausencia de ejercicio puede llevar a cambios en el estado de ánimo, incluidos trastornos de ansiedad y depresión.

Es también una de las principales faltas de un metabolismo lento, caldo de cultivo para el sobrepeso. Esto puede tener las siguientes consecuencias:

  • La dificultad para mantener un peso saludable.
  • La frecuente sensación de cansancio.
  • Trastornos del aparato digestivo.
  • Cambios frecuentes y repentinos en el éstado de ánimo.

¡Por eso nuestro objetivo es ayudarte a no detener tu rutina de ejercicios durante el verano!

Cómo entrenar en el gimnasio durante el verano.

Aquí te dejamos algunos consejos prácticos para entrenar de la mejor manera, incluso en verano:

  • Sigue una dieta ligera rica en vitaminas. Para antes de entrenar, alimentos altamente digeribles, en especial carbohidratos. Para después, principalmente proteína: legumbres, yogur natural, batidos de vegetales o pescado azul.
  • Mantente hidratada. Recuerda que la hidratación es siempre básica, pero lo es aún más en verano, donde el impacto del sol es superior, así como las temperaturas lo que nos lleva a una más fácil deshidratación. Para que eso no suceda, hay que tomar pequeñas cantidades de agua durante el entrenamiento y al menos dos días en el global del día.
  • Come fruta. La fruta siempre es recomendable pero lo es aún más para las personas con presión arterial baja, ya que el suministro de azucares naturales de la fruta mantendrán alimentada la sangre sin causar picos demasiado agresivos.
  • Entrena por la mañana. Siempre que puedas, aprovecha para entrenar a primera hora. No solo entrenarás más descansado si no que tu cuerpo se activará para el resto del día, evitando el típico agotamiento veraniego.
  • Calienta siempre. Incluso aunque llegues al gimnasio acalorada. Aclimatar los músculos antes del entrenamiento es indispensable para evitar pequeñas roturas o calambres, sobre todo si vienes después de 8 horas sentada en la oficina.
  • Protégete del sol. Piel y ojos están mas expuestos a la radiación del sol que nunca. Si combinas tus sesiones en Curves con actividad al aire libre, usa siempre cremas de protección solar, además de gafas de sol.
  • Usa prendas de manga corta y material liviano. En esta época del año, huye de prendas oscuras y de materiales sintéticos que atraen el calor ¡Es momento de abrazar los colores claros y las prendas de algodón!

Siguiendo esta serie de consejos comprobarás cómo mantener tu nivel de entrenamiento, incluso en una época tan difícil como verano, es más fácil de lo que crees. Disfruta de unas merecidas vacaciones pero no te descuides pensando en la vuelta en septiembre y si te toca trabajar todo el verano, no encontrarás mejor momento para unirte a la familia de Curves. Si aún no eres parte de nuestra familia pide ya tu cita gratis o acércate a tu club Curves más cercano.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar