Enfermedad renal crónica: los beneficios de practicar deporte si la sufres

Curves enfermedad renal cr%c3%b3nica
Por Curves

salud

Las enfermedades crónicas relacionadas con el riñón afectan a millones de personas en todo el mundo y causan un importante número de muertes cada año. Por ello, desde Curves nos concienciamos con las personas que sufren enfermedades renales de todo tipo y les queremos mandar el mensaje de que cualquier situación semejante puede mejorar con un estilo de vida saludable y con ejercicio físico regular.

Enfermedad renal crónica (ERC): ¿En qué consiste? 

Las enfermedades renales son aquellas que afectan al buen funcionamiento de los riñones los cuales son los encargados de filtrar la sangre. Es por este motivo por el que esta enfermedad ocasiona acumulación de desechos en el organismo que derivan en otras afecciones para la salud.

La aparición de estas enfermedades es generada lentamente y en estadios, siendo difícil notar los síntomas en las primeras fases de la enfermedad, aunque si es tratada a tiempo es posible que se pueda retrasar la aparición de síntomas o incluso detenerse. Para estos casos el ejercicio físico es especialmente beneficioso.

¿Cómo se diagnostica y qué causa una insuficiencia renal crónica?

La prevención es uno de los puntos clave en el tratamiento de esta enfermedad. Para diagnosticar este problema relacionado con la salud, es importante realizar una prueba de detección que consiste generalmente en un análisis de orina o de sangre.

- El análisis de orina: Con este análisis se busca detectar proteína contenida en la orina, esto se deba a que la proteína debe quedar en la sangre y un mal funcionamiento de los riñones permita que se acumule en la orina.
- El análisis de sangre: A través de este análisis se busca un producto de desecho que no es correctamente filtrado como es el de la creatinina y una vez detectada se calcula el índice de filtración glomerular para conocer el alcance real del problema y realizar un diagnóstico aproximado.

Son muchas las causas de las enfermedades renales crónicas pero las más comunes son la Diabetes y la Hipertensión Arterial.

Según los datos, más del 40% de las personas que sufren una insuficiencia renal crónica viene causado por la diabetes y aproximadamente un 25% por algún problema de hipertensión arterial. En menor medida, existen otros problemas de salud que pueden derivar en enfermedades renales crónicas, como pueden ser:

  • Las enfermedades autoinmunes, como el lupus y la nefropatía
  • Enfermedades genéticas tales como la enfermedad renal poliquística
  • Síndrome nefrótico
  • Problemas en vías urinarias

Hipertensión y enfermedad renal crónica

Como hemos comentado anteriormente, la hipertensión es una de las causas más comunes que tienen como consecuencia el surgimiento de esta enfermedad y está estrechamente relacionada con ella.

Muchos estudios médicos han evidenciado la relevancia de la hipertensión arterial en el inicio y la progresión de las enfermedades renales, por ello, una forma de prevenir la aparición de estas enfermedades es manteniendo controlada la presión arterial ya que tenerla muy alta puede causar este tipo de problemas.

Deporte y enfermedades del riñón: aliados en la prevención y disminución de sintomatología

Son muchos los afectados por enfermedades renales que tienen miedo a practicar ejercicio físico al pensar equivocadamente que su salud física puede empeorar. Este pensamiento se debe a la gran desinformación que existe al respecto, por eso está demostrado que el ejercicio físico practicado de forma regular y moderada ayuda a mejorar la calidad y con ello la esperanza de vida de las personas que sufren insuficiencia renal crónica.

La insuficiencia renal crónica está asociada a un proceso de atrofia muscular y a una fatiga excesiva, por lo que lleva a pensar erróneamente que el ejercicio no va a beneficiar el estado actual de la persona afectada, por el contrario, se piensa que su estado va a empeorar. Nada más lejos de la realidad. 

El ejercicio físico, como el entrenamiento de cuerpo completo en 30 minutos de Curves, compensa con creces tanto el estado de fatiga como el estado de atrofia muscular, por ello es recomendable la práctica regular de ejercicio moderado siempre con la ayuda y supervisión de monitores y profesionales especializados.

Esta mejora del estado físico y de la calidad de vida lleva asociada una mayor esperanza de vida para los enfermos de insuficiencia renal.

Por otra parte, está demostrado que el ejercicio moderado y practicado de forma regular, mejora el estado nutricional y reduce el riesgo de presentar enfermedades vasculares, lo que es una buena prevención para no padecer en un futuro enfermedades de insuficiencia renal.

Únete a Curves

Curves apoya a todas las mujeres que sufren problemas crónicos de insuficiencia renal y les invitamos a que se unan a nuestro club y comiencen desde hoy mismo una nueva vida llena de fuerza y energía. Infórmate sin compromiso de todas nuestras ofertas, pide tu primera cita gratis y acude al gimnasio Curves más cercano a ti.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar