Ejercita el abdomen

Exercise
Por Curves

ejercicio

Cuando nos hablan del abdomen, pensamos en unos músculos bien formados en el área del estómago. Una cuestión más estética que funcional.

Sin embargo, la importancia de los músculos abdominales es mayor que simplemente lucir bien. De hecho, es un grupo muscular muy versátil que usamos diariamente, aunque no nos demos cuenta. Y ejercitarlo nos traerá muchos beneficios que incidirán positivamente en nuestra vida.

¿Qué es el abdomen?

El abdomen o vientre es una cavidad que está situada abajo del tórax y arriba de la pelvis. Se divide en músculos abdominales superiores, inferiores y oblicuos.

El abdomen contiene y protege la mayor parte del aparato digestivo, parte del aparato urinario y los riñones. Gracias a que trabaja en conjunto con otros grupos musculares, podemos realizar una amplia gama de movimientos entre los que se incluyen acciones diarias como toser o estornudar. De hecho, en cada esfuerzo realizado, el abdomen es el que permite distribuir la fuerza entre las piernas o los brazos.

Una función poco conocida y fundamental que realiza la zona abdominal es ayudar con la respiración. Cuando exhalamos el aire, el abdomen empuja al diafragma para facilitar la expulsión del dióxido de carbono. Por lo que mientras más ejercitados los tengamos, mejor respiraremos.

No obstante, la función primordial del abdomen es proteger los órganos internos. El intestino, al contrario que el resto de los órganos, no está protegido por una estructura dura como los huesos, lo que lo expone más a caídas y golpes, por ello más protección tendrás cuanto más fuerte sea tu zona abdominal.

En las próximas líneas presentaremos los beneficios que obtendrás si fortaleces tu abdomen.

Beneficios de ejercitar tus abdominales

Como hemos mencionado antes, los abdominales son un grupo muscular muy importante. El fortalecerlos se traduce en muchos beneficios.

  • Reduce el dolor de espalda: cuando tenemos unos abdominales débiles, forzamos la espalda a soportar más peso y trabajar más. Esto acarrea dolores y lesiones en la espalda media y baja. Ejercitando tu core, reducirás en gran medida el dolor.
  • Mejora la postura: uno de los mayores beneficios de realizar diariamente una rutina para abdominales, es la mejora de la postura. Un abdomen fuerte nos ayuda a mantener la postura y aliviar la espalda. De hecho, parte del desgaste de la columna vertebral y la aparición de hernias discales está relacionada con una mala postura y, por tanto, con unos abdominales débiles.
  • Previene lesiones: muchas de las lesiones como una hernia, discal, el dolor lumbar o incluso el desgaste de ciertas zonas de la columna, comienzan con una mala postura. A su vez, estas complicaciones obligan a alterar la postura, por lo que el peso está mal repartido y se generan dolencias adicionales que se podrían solucionar ejercitando la zona abdominal.
  • Aumenta el equilibrio: ya hemos mencionado que el abdomen nos ayuda a repartir el peso entre las piernas y los brazos, por lo que mientras más fuerte lo tengamos, más balanceados serán los movimientos que hagamos.
  • Nos hace más atractivas: una buena postura siempre nos hace ver más proporcionadas y esbeltas.
  • Mejora la respiración: el aparato respiratorio y la zona abdominal están conectados. Tener unos abdominales ejercitados facilita la respiración. A su vez, aumentar nuestra capacidad respiratoria requiere que nuestro core se fortalezca.
  • Trabaja la fuerza funcional: la fuerza funcional es la fuerza necesaria para llevar a cabo las tareas diarias. Dado que los abdominales intervienen en muchos movimientos, un abdomen fuerte aumentará la eficiencia con la que realizas tus quehaceres.
  • Protege tus órganos: los órganos que se encuentran en el espacio abdominal, la mayoría del aparato digestivo, no cuentan con una estructura fuerte que los proteja de los golpes y las caídas. El intestino contará con una doble protección si los músculos de la zona han sido fortalecidos.

De todas maneras, no te obsesiones, es mejor empezar con una rutina sencilla y fácil de seguir e ir aumentando la intensidad que esforzarse en exceso, ya que esto último puede acarrear molestias y lesiones. Es recomendable que te asesoren expertos que sabrán crear una rutina de acuerdo a tus objetivos y tu situación actual.

Te recomendamos que acudas a Curves

Ejercítate con profesionales

Hacer ejercicio es una actividad placentera y llena de beneficios. Y siempre es mejor realizarla junto a alguien que te asesore y te acompañe en tu entrenamiento.

Los gimnasios femeninos de Curves se encuentran abiertos para recibirte y asesorarte con la rutina de ejercicios que mejor se adapte a ti y a tu objetivo. ¿Quieres unirte a nuestro equipo de mujeres fuertes y llenas de vitalidad? Solicita ya tu primera cita gratuita en tu gimnasio más cercano. ¡Te esperamos!

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar