Cómo combatir la hipertensión a través del ejercicio

Curves hipertension
Por Curves

salud

La hipertensión es una enfermedad crónica que consisten en el aumento de la presión arterial, lo que tiene consecuencias para el desarrollo del día y que puede dar lugar a enfermedades cardiovasculares graves.

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre empuja contra las paredes de las arterias mientras el corazón bombea sangre. La presión arterial alta, la hipertensión, ocurre cuando esta fuerza es demasiado alta. La detección precoz de la hipertensión es extremadamente importante y los hábitos saludables como mantener un peso saludable, aumentar la actividad física, no fumar, controlar el estrés y comer una dieta saludable moderadamente baja en sodio pueden marcar la diferencia.

En Curves sabemos lo importante que es llevar una vida sana para evitar enfermedades cardiovasculares y combatir la hipertensión. La combinación del entrenamiento de fuerza junto con el cardiovascular nos da energía y hacen que nuestro corazón esté más fuerte y sano.

"Yo empecé a ir a Curves para tratar mi hipertensión y para perder peso. Asistiendo tres veces por semana en cuatro meses logré bajar 10 kilos, bajar la hipertensión y el azúcar. Estoy muy contenta, además no tengo tanto dolor en las rodillas al bajar de peso"

Montse Sempere, Curves Sagrada Familia

Normalmente no hay signos ni síntomas claros que indiquen que se padece hipertensión, lo que agudiza la necesidad de llevar una vida sana y tener una rutina de hacer ejercicio y una dieta equilibrada y baja en grasas. Algunos de los síntomas que pueden ser indicativos de hipertensión son el sangrado de nariz, dolor de cabeza, dificultad para respirar, aunque se trata de signos generales que no son significativos en muchos casos.

Causas de la hipertensión

  • Antecedentes familiares.
  • El estrés.
  • Alimentación desequilibrada y alta en grasas y sodio.
  • El alcohol y el tabaco.
  • Llevar una vida sedentaria.
  • Diabetes.

Por lo tanto, el ejercicio y una alimentación equilibrada baja en sal y sin grasa son las mejores armas para prevenir la hipertensión. Con el entrenamiento de fuerza de Curves notarás un incremento de la energía, te sentirás mucho más fuerte. La buena circulación de la sangre es esencial para mantener un cuerpo sano. La sangre es responsable de transportar los nutrientes y las sustancias requeridas a todos los órganos, células, huesos y músculos. El entrenamiento de fuerza regular y el ejercicio cardiovascular pueden desempeñar un papel significativo en la buena circulación de la sangre.

"Estoy en plena menopausia y había comenzado a coger peso, además empezar con hipertensión y grasa en el hígado, pero gracias al entrenamiento diario y a la dieta Curves, lo he corregido. Noto mejoría en las articulaciones y a nivel muscular, además de estar más ágil y activa. Para mí ha resultado ser un lugar muy agradable en el cual me siento como en familia, ya que tenemos unas excelentes entrenadoras"

Divina Pizarro, Curves Valencia

Además, el ejercicio físico tiene un gran impacto en la gestión del estrés y nos ayuda a afrontar el día a día con optimismo.

La actividad regular es una inversión en tu mente, cuerpo y alma. Cuando se convierte en un hábito fomenta la autoestima y te hace sentir más fuerte y poderosa. En un gimnasio como Curves te sentirás feliz y motivada en todo momento para lograr tus objetivos. Pide ya tu cita gratis o acércate a tu club Curves más cercano.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar