Cómo combatir la depresión: el deporte como alternativa saludable

Combatir la depresion con depote en curves gimnaiso para mujeres
Por Curves

salud

El ejercicio es mucho más que hacer deporte para lograr el peso ideal y lucir un buen aspecto físico. En Curves sabemos que el ejercicio físico y un entrenamiento regular y constante son claves para ser una mujer feliz. En este sentido, hacer deporte es importante para combatir la depresión, una enfermedad que afecta más a mujeres que a hombres. Por eso, en nuestros gimnasios apostamos por el entrenamiento de fuerza, que proporciona mejoras en la depresión similares a las obtenidas mediante medicamentos antidepresivos, tal y como indican diferentes estudios.

¿Por qué? Debido a que al hacer ejercicio de forma regular te sientes mejor contigo misma y por el cambio bioquímico que segrega endorfinas y hace que estemos más felices. Además, con el deporte la autoestima mejora y esto tiene un impacto muy positivo en la calidad de vida. Al mismo tiempo, cuando haces ejercicio logras desconectar del día a día y de esos pensamientos negativos y pesimistas que forman parte de la depresión.

"Para mí el entrenamiento de fuerza ha significado una mayor autoestima y energía para afrontar los retos del día a día. Recomiendo sin duda Curves tanto por sus resultados como por el buen ambiente. Las monitoras, ¡un diez!”

Laura, Curves Lleida

De hecho, a nivel neuroquímico hay una relación entre el desequilibrio de ciertos neurotransmisores y la depresión. El organismo produce estas sustancias para regular funciones automáticas, algunas vinculadas al estado de ánimo. Diferentes estudios señalan la importancia del deporte en relación con la depresión, debido a que actúa como agente liberador de endorfinas, porque equilibra los neurotransmisores que están implicados en la depresión y por su capacidad para producir compuestos capaces de eliminar sustancias nocivas.

Un entrenamiento que funciona

Según varios estudios, un ejercicio aeróbico constante y el entrenamiento individual de la resistencia mejoran el estado de ánimo, aumentan la autoestima, reducen la tensión y aumentan la energía y, por lo tanto, ayudan a salir de la depresión.

Desde Curves queremos fortalecer a las mujeres por dentro y por fuera. Por eso, nuestro entrenamiento de fuerza es ideal para lograr este objetivo. El ejercicio libera endorfinas, lo que hace que nos sintamos más felices y eufóricas. El sentimiento de felicidad y orgullo de haber trabajado varias veces a la semana hace que nuestro ánimo mejore al momento, porque el ejercicio es clave para ganar confianza.

Con nuestro entrenamiento de 30 minutos las mujeres Curves logran sentirse bien por dentro y por fuera. El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo y la cantidad de oxígeno que llega al cerebro. Esto significa que el cerebro puede trabajar más eficazmente, manteniéndose alerta, enfocado y siendo capaz de pensar al máximo rendimiento.

Se ha demostrado que el ejercicio disminuye los niveles generales de tensión, así como también eleva y estabiliza el estado de ánimo.

En general, el entrenamiento de fuerza tiene las siguientes ventajas:

“Curves significa compromiso conmigo misma, saber que es necesario dedicarme 30 minutos al día para encontrarme bien, para estar más alegre. Gracias a Curves he aumentado mi elasticidad y mi agilidad, he perdido peso y volumen, pero lo más importante es que he aumentado mi autoestima”

Juana María Pascual, Curves Piovera

  • Combate la ansiedad: Si haces el entrenamiento de fuerza de Curves de manera regular y el ejercicio de cardio lograrás distraerte de tus preocupaciones, haciendo así que se salga del bucle de pensamientos negativos que alimentan la ansiedad, la depresión y otros problemas mentales y emocionales.
  • Actúa contra la privación de sueño y el insomnio: Las mujeres que hacen ejercicio regularmente disfrutan de un sueño de mayor calidad: se duermen más rápido, su sueño es más profundo, se despiertan menos y duermen más tiempo.
  • Incremento de energía: El trabajo enseña al cuerpo a utilizar el oxígeno de manera más eficiente, lo que disminuye la frecuencia cardiaca, hace que el corazón físicamente sea más fuerte y puedas realizar tareas que antes podían resultar agotadoras. ¡Con el tiempo te resultarán más fáciles! Cuanto más sano está el corazón, las actividades diarias son más sencillas, lo que te deja con más energía cada día. Las mismas endorfinas que te hacen sentir mejor también te ayudan a concentrarte. El ejercicio estimula el crecimiento de nuevas células cerebrales y ayuda a prevenir el deterioro relacionado con la edad. La actividad regular es una inversión en tu mente, cuerpo y alma. Cuando el deporte entra en tu vida y se convierte en un hábito te sientes más fuerte y poderosa, querrás comerte el mundo.
  • Confianza: El ejercicio es una de las mejores maneras de ganar confianza. Algunos de los refuerzos de confianza más notorios que verás al poco tiempo gracias al ejercicio serán: una autoestima mayor en ti misma y una perspectiva más positiva de la vida en general. Cuando haces ejercicio, la valoración personal sobre ti misma aumenta porque tienes la sensación de que estás haciendo algo activamente para mejorar la salud y esto ofrece una agradable sensación de haber logrado los retos marcados. El ejercicio ayuda a que tengamos una mejor percepción de nuestra apariencia e imagen corporal. Cuando cambiamos nuestra postura corporal manteniendo cabeza y hombros erguidos, automáticamente nos sentimos más fuertes, poderosas y la confianza en nosotras mismas nos mueve hacia arriba.

Además, en Curves estarás rodeada de mujeres como tú, compañeras con las que crecerás y lograrás tus objetivos. Con el apoyo de nuestras entrenadoras te resultará muy fácil ir cada día al gimnasio y superar tus retos. Los gimnasios Curves son comunidades de mujeres fuertes y diversas que se ayudan entre sí para alcanzar una meta: ser feliz.

¡Pide tu cita gratis o contacta con tu club Curves más cercano!

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar