7 consejos para evitar los malos hábitos en el gimnasio

Curves ejercicio 190508
Por Curves

ejercicio

Cuando tomamos el camino de la vida sana es imposible abandonarlo. Sin embargo, al principio es normal que sigamos con malos hábitos de ejercicio y alimentación que afectan a nuestros objetivos.

Desde Curves queremos ayudarte a que alcances tus metas marcadas en el gimnasio y que no abandones nunca la vida saludable una vez has iniciado el recorrido, por eso, a continuación, te presentamos una serie de consejos muy útiles para unos buenos hábitos en el gimnasio.

Cómo mantener tu rutina en el gimnasio y evitar los malos hábitos

Para sacar el máximo partido a nuestro entrenamiento en el gimnasio es importante adoptar una serie de hábitos cuando hacemos ejercicio que nos hará mucho más fácil y efectivo nuestro tiempo en el gimnasio.

  • Organiza tu tiempo. En el día a día a veces tenemos la sensación de que no tenemos tiempo para todo lo que queremos hacer. No obstante, la clave está en en organizar nuestro tiempo e integrar nuestro plan de entrenamiento en otras partes de nuestra vida. ¿Cómo? El truco está en integrar tu ejercicio en una de las tareas obligatorias del día a día. Por ejemplo, entrenar después de salir del trabajo o antes de recoger a los hijos del colegio. Si asocias tu entrenamiento Curves a una de estas tareas te resultará más difícil saltarte esta rutina. Además, el circuito Curves está pensado para mujeres como tú. Por eso, nuestro entrenamiento está diseñado para realizarse en 30 minutos durante los cuales trabajas todo el cuerpo y alcanzas tus objetivos de fitness y obtienes resultados. ¡No tienes excusa!
  • Ten un diario de entrenamiento. Un hábito muy recomendable para mantener una rutina de ejercicio es hacer un seguimiento a través de un diario de entrenamiento. En él, podrás planificar tus entrenamientos y hacer un seguimiento de los avances en el diario de ejercicios de tu gimnasio y saber si has cumplido con tus objetivos, anotar cómo te vas sintiendo y es muy importante para mantener tu motivación. Si mantienes un registro de todas tus clases Curves te asegurarás de que estás probando una variedad de niveles.
  • Sé flexible. Perder un entrenamiento no significa que hayas echado toda la semana a perder. Tampoco te debes obsesionar si una semana o un mes no llegas a tu objetivo marcado. ¡No pasa nada! El entrenamiento debe ser una parte de tu vida que disfrutes, que te haga conectar contigo misma y con tu cuerpo. Es importante aprender a ser flexible para no perder la motivación. Ten en cuenta que estás aprendiendo a ir ganando fuerza de voluntad e introduciendo cambios en tus hábitos de vida. Los resbalones son una parte normal del proceso de aprendizaje.
  • Rodéate de otras mujeres como tú. Entrenar con una amiga te asegura que acudas a entrenar en cada una de las fechas de entrenamiento ya que te resultará más difícil saltarte el entrenamiento, pues no solo tienes un compromiso contigo misma, sino también con tu amiga. En Curves fomentamos el apoyo entre las mujeres y por eso nuestros gimnasios se caracterizan por crear una comunidad de amigas que se apoyan entre sí. Además, contarás con la motivación de nuestras entrenadoras que se encargarán de que alcances tus objetivos.
  • Disfruta del tiempo de entrenamiento. Hacer ejercicio debe ser algo que disfrutes, si te lo tomas como una imposición te resultará difícil mantener el compromiso que adquiriste en un principio. Recuerda que es importante tener tiempo para ti, para cuidarte y sentirte bien contigo misma. Según vayas avanzando y alcanzando objetivos disfrutarás de tu gimnasio de Curves.
  • Cuida tu alimentación. Hacer ejercicio e ir a tu gimnasio Curves no implica que puedas comer lo que quieras. Es importante que a tus hábitos de vida incluyas una alimentación adecuada, sana y equilibrada que te dé la energía que necesitas en el día a día. Recuerda también el agua es fundamental para sentirte sano, es importante tener el nivel adecuado de hidratación y no olvidarte de beber agua durante el entrenamiento Curves.
  • Duerme. Un descanso adecuado y reparador es vital para sentirte con energía y vitalidad. Es importante que duermas las horas necesarias. Además, el ejercicio físico ayuda a tener un sueño de mayor calidad y a sentirte más descansada al día siguiente.

Establecer una rutina de ejercicio y adoptar hábitos saludables en el gimnasio y en tu día a día te facilitará seguir el camino marcado. Es importante que lo disfrutes porque ¡sentirse fuerte es genial! Si te quieres unir a nuestra comunidad, pide ya tu cita gratis o acude a tu gimnasio Curves más cercano.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar