3 HÁBITOS DE LAS PERSONAS QUE NO SE SALTAN LOS ENTRENAMIENTOS

Habitos para no saltarse el entrenamiento
Por Cherri Megasko

ejercicio

¿Alguna vez te has preguntado por qué para algunas personas parece más fácil seguir adelante con su programa de entrenamientos? Es como si tuvieran una especie de gen especial que les aporta la motivación extra que necesitan para continuar asistiendo cada mes. Pero en realidad, no hay ninguna magia ni ningún misterio envuelto. Estas personas han desarrollado unos buenos hábitos que han hecho que el entrenamiento forme parte de sus vidas de manera natural. A continuación encontrarás tres hábitos de quienes no se saltan los entrenamientos, y cómo puedes adoptarlos también. 

Hábito 1 – Incorporar los entrenamientos en otras partes de la vida.

Cada uno de nosotros tiene una rutina que seguimos día tras día. Posiblemente trabajamos cinco días a la semana o ejercemos de voluntarios tres veces a la semana. Sean las tareas que sean, son obligatorias y no son negociables. El truco consiste en incorporar tu entrenamiento en estas tareas obligatorias. Entrena de camino a casa al salir del trabajo los lunes, miércoles y viernes o antes de recoger a los niños de la escuela. Asociar una de estas ideas con tu rutina de entrenamiento de circuito hará que sea más molesto saltártelo.

Hábito 2 – Entrenar con una compañera.

Es mucho más fácil saltarse un entrenamiento si solo estás comprometida contigo misma. Por eso, una de las maneras para tener más éxito es reclutar a una compañera para que te acompañe. Si te has comprometido a acudir con alguien unos días específicos, a unas horas específicas, saltarte los entrenamientos no solo te decepcionará a ti, también decepcionarás a tu compañera.

Hábito 3 – Mantener un diario de fitness.

Mantener un diario de fitness es una excelente hábito para mantener el entrenamiento de manera regular. En primer lugar, obtienes la satisfacción propia de escribirlo: “¡Mira! ¡Lo hice!”Pero además te ofrece la oportunidad de registrar cómo te sientes tanto los días que has hecho ejercicios como los días que no. Cuando por ti misma puedes establecer la conexión de que te sientes mejor cuando haces deporte de manera regular, los entrenamientos adquirirán una prioridad mayor. Realiza un seguimiento de las sesiones de Curves para asegurarte de estás intentando una variedad de niveles y mantener tus entrenamientos interesantes.

Puedes dejar de excusarte para no asistir al entrenamiento de manera regular con solo adoptar todos o algunos de estos hábitos. Dales una oportunidad y pronto serás esa persona que otros miran y dicen: “Me pregunto cómo lo hace”.

Para ver este contenido es necesario para permitir cookies en este sitio web.

Permitir cookiesNegar